Ahorrar más gastando más al consumir menos

Lo barato casi siempre sale mucho más caro.
La calidad siempre es más cara pero sale mucho más barata.

Por lo menos eso ha sido mi experiencia. Los productos baratos que he adquirido nunca me han durado lo suficiente ni en función ni en apariencia.

Por ejemplo un reproductor de DVD que compré por 600 MXN solamente funcionó 6 meses. Compré otro por 600 MXN y nuevamente me duró solamente 6 meses. Como si estuvieran diseñados para descomponerse después de un tiempo determinado.

Entonces decidí comprar un reproductor de DVD Sony por 1 500 MXN. Eso hace ya varios años y sigue funcionando.
Y esto es solamente un ejemplo de varias experiencias similares que he tenido con diversos productos.
También aplica a ropa que después de unas cuantas lavadas pierde su forma o color.

¿Y ésto qué tiene que ver con simplificar?

Simplificar significa comprar las cosas que necesitas y no necesariamente las que crees necesitar lo que resulta en consumir menos. Eso a su vez te ahorra dinero que puedes utilizar para comprar cosas más caras de mejor calidad.

Por ejemplo:
Compras 10 playeras, porque crees necesitarlas,
a 200 MXN cada una lo que equivale a un gasto total de 2 000 MXN.
Pero en realidad nada más utilizas 4 playeras, es decir, 6 playeras prácticamente no las usas. Entonces, con un presupuesto de 2 000 MXN te puedes comprar 4 playeras de mejor calidad de un costo de hasta 500 MXN por cada una.

Y una playera de 500 MXN seguramente va a tener una vida útil más larga que la barata de 200 MXN. Esto significa un ahorro a largo plazo.

2 thoughts on “Ahorrar más gastando más al consumir menos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.